viernes, 4 de noviembre de 2011

psicologia individual según la teroia de alfred adler

PSICOLOGÍA INDIVIDUAL
Alfred Adler fue uno de los primeros y de mayor influencia que disentían del circulo interno de los primeros psicoanalistas. A diferencia de Freud, quien ponía énfasis en los conflictos universales que toda la gente experimenta, Adler enfocó su atención en que cada persona es única. Llamo a su teoría “Psicología Individual”. Sus ideas han influido tanto en otros psicoanalistas, incluidos a Karen Horney, Erich Fromm y Harry Stack Sullivan, que quizás debieron llamarse neo-adlerianos en lugar de neo-freudianos (Wittels, 1939). Incluso Freud fue influido. Tomo prestadas muchas de las ideas adlerianas, aunque con frecuencia las llamaba con un nuevo nombre: mecanismos de defensa (de las tendencias de salvaguarda de Adler), yo-ideal (del sí mismo-ideal de Adler) y superyó (de contra-fricción de Adler). Las discusiones de Adler sobre la protesta masculina contribuyeron al postulado de Freud sobre el complejo de Edipo.
Adler sostuvo que la gente debe ser entendida desde una perspectiva social, no biológica. Se opuso al énfasis exclusivo de Freud sobre el sexo como una fuente de energía y afirmo que cualquier método determinístico que no considere las metas individuales está incompleto y no puede proporcionas una terapia efectiva. Sus enfoques presentan un reto para desarrollar una teoría consistente con el determinismo (Christopher y Leak, 1982). El énfasis de Adler sobre la tendencia innata hacia el interés social y sobre el enfoque holístico de la personalidad es un precursor histórico del concepto humanístico y el libre albedrio el papel del alma o del sí mismo en la teoría psicología.
A lo largo de la historia subsecuente de la teoría de la personalidad, la influencia de Adler es clara. Su énfasis en toda persona se refleja en el trabajo de Allport, Maslow y Roger. Su atención al contexto social se repite en el trabajo de Horney y en los psicólogos sociales modernos. Algunos conceptos adlerianos se han vuelto tan populares que se aparecen al más sentido común que a la teoría psicológicas (por ejemplo, el complejo de inferioridad).

ESFUERZO DESDE LA INFERIORIDAD HACIA LA SUPERIORIDAD
El motivo fundamental de la teoría de Adler es el esfuerzo sin fin para moverse a una mejor manera de vivir. La lucha toma diferentes formas para diferentes personas y parece imposible para algunos, los que se resignan a la derrota.
Inferioridad.
Casi todo mundo ha oído el término complejo de inferioridad el cual describe el ser embargado por un sentimiento de carencia de valor. Este concepto fue desarrollado y popularizado por Alfred Adler, aunque el pudiera no haber originado este término en particular. Para Adler, la motivación básica humana es esforzarse “desde una situación sentida como menor hacia una situación mayor, de un sentimiento de inferioridad hacia la superioridad perfección totalidad” Este es un proceso disparado por la insatisfacción de lo “sentido como menor”.
LAS IDEAS EVOLUTIVAS DE ADLER ACERCA DEL ESFUERZO POR MEJORAR
¿Qué es este “sentimiento de menos”? Toda la gente empieza la vida como lactante. Se sienten inferiores y desamparados debido a que su supervivencia depende de los demás. Con el desarrollo, el sentido de cada persona de lo que es negativo y de lo que podría ser más positivo emerge de una manera única y personal. La terminología de Adler cambió conforme el desarrollaba su teoría con los años aferrándose a emprender este proceso. Estas cinco etapas del pensamiento de Adler son más o menos sinónimas conforme se conformaba en describir el desarrollo de la personalidad, precisión culminando en su descripción: esfuerzo por lo lograr la perfección.




SINOPSIS DE A TEORÍA DE ADLER
Diferencias individuales
Los individuos difieren en sus metas y en como tratan de lograrlas, su “estilo de vida”.
Adaptación y ajuste
La salud involucra el amor, el trabajo y la interacción social y es la responsabilidad de cada individuo. El interés social, en lugar de egoísmo, se requiere para la salud.
Procesos cognitivos
La experiencia consciente y el pensamiento son importantes y generalmente confiables.
Sociedad
La sociedad influye en la gente a través de los roles sociales, incluidos los roles sexuales. Las escuelas son especialmente influyentes.
Influencias biológicas
La inferioridad del órgano proporciona la dirección del desarrollo de la personalidad conforme el individuo trata de compensar la inferioridad.
Desarrollo del niño
Los padres tienen una influencia importante en los niños y se pueden enseñar mejores técnicas a los padres. Se proporcionan guías extensas para la crianza de los niños, especialmente los cuidos para evitar consentirlos. Las relaciones con los hermanos son importantes; el orden al nacer afecta la personalidad.
Desarrollo del adulto
A lo largo de la vida, la gente crea sus propias personalidades a través de la búsqueda de metas.

LA INFERIORIDAD DEL ÓRGANO Al principio, influido por su práctica médica, Adler (1923-1929) se refirió a la inferioridad del órgano como la fuente del sentimiento de menos. Las inferioridades heredadas intensifican “el sentir normal de la debilidad y la impotencia” que todos los niños experimentan. Una persona con extremidades débiles (como Adler mismo, que había sufrido de raquitismo) considera a sus piernas como inferiores. Un niño con problemas de audición se sentiría inferior en capacidad auditiva. La pubertad tardía puede también ser una fuente de este sentido de inferioridad del órgano, llevando a la noción de que uno siempre permanecerá como niño.
Es la experiencia subjetiva la que es importante al determinar el sentido de inferioridad. El lactante hace las comparaciones con otros niños y las demandas de su mundo social. La socialización severa y las demandas ambientales pueden producir un sentimiento de inferioridad que podría evitarse, dada la misma condición física, en un ambiente más benigno.
El órgano débil puede convertirse en la base de un desajuste neurótico en el cual la persona explota la deficiencia física como una excusa para evitar las tareas de la vida. Los niños físicamente discapacitados enfrentan este peligro psicológico. Se requiere de un padre o un maestro con habilidades particulares, como Anne Sullivan (la maestra inspiradora de Helen Keller), para ayudar a ese niño a vivir con más valentía.
Sin embargo, en un ajuste saludable el niño se esfuerza por compensar el órgano inferior. Adler (1926/1988c) sugirió que los niños con oídos defectuosos pueden compensar esa deficiencia con el desarrollo de una capacidad musical, como Beethoven, quien siendo adulto se quedó completamente sordo. Las últimas investigaciones revelan que la gente con deficiencias visuales de color o auditivas compensan estas inferioridades de órgano, confirmando la teoría de Adler (Overton, 1958).
Por supuesto, no todo aquel que tenga un órgano deficiente, es capaz de compensarlo de manera exitosa. No obstante; el intento por hacerlo dirige la motivación. Si fracasa la compensación, el individuo puede desarrollar un sentido de incapacidad que el de inferioridad no puede superar, por ende un complejo de inferioridad.
IMPULSO AGRESIVO El segundo término que Adler empleo para este proceso conforme evoluciono su teoría, fue el impulso agresivo. El esfuerzo hacia el sentimiento más alto puede tomar la forma de pelear o crueldad, o puede ser expresado en una forma más socializada como competencia atlética u otro esfuerzo para dominar, incluida la política. Es en sentido que hablamos de “deportes agresivos” o una “campaña agresiva” o incluso un “acuerdo de negocios agresivos”. Conscientemente, el impulso agresivo puede ser experimentado como enojo.
PROTESTA MASCULINA En la tercera etapa de su pensamiento, Adler se refirió a la protesta masculina, una afirmación de la masculinidad que implica una mayor competencia, superioridad y control. Tales rasgos como agresividad y actividad son vistos como masculinos, donde la sumisión y la obediencia son femeninos. Adler noto que los roles sexuales tradicionales en la cultura, los cuales dan a las mujeres una posición subordinada, contribuyen a experimentar la protesta masculina. No acepto los roles sexuales de su cultura como ideal ya que tienen efectos adversos sobre ambos sexos (Adler, 1917/1988a). Escribió críticamente sobre “el mal principal de nuestra cultura, el exceso de preeminencia de masculinidad”. La crítica de Adler sobre los roles sexuales tradicionales le han ganado al etiqueta de la “primera feminista” (Stein y Edwards, 1988)
Las mujeres, como los hombres, son motivadas por la protesta masculina conforme se esfuerzan en contra de las restricciones del menos valorado socialmente papel de la mujer. Pueden resultar problemas físicos, incluidos dificultades menstruales, dificultad con el embarazo y el dar a luz, y desordenes sexuales. O la protesta masculina puede llevar a las mujeres a estar orientadas hacia una carrera, a casarse tarde o hacerlo, tener pocos hijos, convertirse en lesbianas o convertirse en monjas como un rechazo al rol femenino. A pesar de los juicios implícitos en estos “síntomas”, Adler (1978) advirtió al terapeuta que “no lleve sus propios juicios de valor acerca de los rasgos masculinos y femeninos al análisis”.
LUCHA POR LA SUPERIORIDAD En otra etapa del pensamiento, Adler hablo de la lucha por la superioridad. No quería decir ser una eminencia, sino el automanejo. Quiso decir lucha para lograrlo lo mejor de la persona de uno, en lugar de luchar por ser mejor que los demás.
ESFUERZO POR LOGRAR LA PERFECCIÓN El ultimo termino que Adler empleo para el proceso es El esfuerzo por lograr la perfección. Quizás más que ninguno de los anteriores términos, este tiene la connotación de un proceso de crecimiento inherente dentro del individuo. Se refiere al esfuerzo por mejorar lo que es real, en contraste con el perfeccionamiento neurótico (Lazars Feld, 1991). Los teóricos posteriores Rogers y Maslow, describieron un proceso que se oye algo similar a la motivación básica de Adler. La llamaron autorrealización.
COMPLEJO DE INFERIORIDAD Cuando el proceso de crecimiento se estanca, una persona puede caer víctima de un Complejo de inferioridad. En este caso la situación de sentirse menos es demasiado poderosa como para ser superada y la persona acepta un exagerado sentir de inferioridad como una precisa auto descripción. Todos los neuróticos tienen un complejo de inferioridad, de acuerdo con Adler aun la gente no neurótica tienen sentimientos de inferioridad, pero solamente en su forma exagerada, cuando sobrepasan los intentos de moverse hacia sentimientos más altos y estanca el crecimiento, se dice que tiene un complejo. Este sentido exagerado de inferioridad puede resultar de discapacidades físicas, dinámica familiar o influencias de la sociedad que son abrumadoras (Stein Edwards 1998).
COMPLEJO DE SUPERIORIDAD Algunos neuróticos reprime su sentimiento de inferioridad y se creen así mismo mejores que los demás. Este resultado es denominado Complejo de superioridad. Debido a que en la unidad de personalidad mascara un sentido de inferioridad no es saludable la gente con este complejo de superioridad se comporta de manera arrogante; exageran sus logros los cuales pueden ser intelectuales atléticos o emocionales, dependiendo de las fuerzas únicas de los individuos. Pueden adoptar un comportamiento idiosincrásico que los separa de los demás. Adler sugiere que las aseveraciones de poderes telepáticos pudieran surgir de un complejo de superioridad. Un exagerado sentido de superioridad de alguien sobre las demás razas y nacionalidades es otra forma de complejo de superioridad.
FINALISMO FICTICIO Freud estaba comprometido con la suposición científica del determinismo a un en el ámbito psicológico. Esta suposición llevo a una teoría que trataba a los humanos como producto pasivo de varias fuerzas, principalmente biológicas. En contraste Adler vio a los individuos como causas en lugar de efecto. Sostenía que la personalidad es creativa. La gente toma opciones y determina su propio estilo en la vida. Los factores externos  presentan los retos y las opciones y determinan sus propios estilos en la vida. Los factores externos presentan los retos y las opciones pero no determinan completamente los resultados. Utilizando una frase de Adler que contiene este enfoque, la persona es un sí mismo creativo está tratando de descubrir o crear experiencias que llevan a la realización para Adler, cada persona es “el artista de su propia personalidad” en su propia vida. Cada persona imagina una situación mejor que la presente. Esta situación ideal es diferente para cada persona es una imagen de la situación que carece en el momento actual: Un cuerpo saludable, si la persona; Una fortuna, si la persona se siente restringida por la carencia de dinero; Admiración, si la persona no se siente apreciada; y etcétera.
Los médicos, de acuerdo con Adler con frecuencia están compensando algo de sus experiencias tempranas con la muerte, tratando de superarla a través de sus carreras. Otros están dirigidos por un “complejo de redentor” tratando (no necesariamente de forma consiente) de salvar a alguien, tal vez mediante la medicina o el ministerio.
A esta meta imaginaria, el estado de futuro deseado, Adler la llamo Finalismo ficticio del individuo. (Adler dio crédito de este término al filósofo Hans Baihnger)
El finalismo ficticio es la imagen individual de la meta, una experiencia subjetiva en lugar de una realidad objetiva. Da la dirección al esfuerzo de un individuo.
La gente por lo común no tiene una idea clara y completa del finalismo ficticio la meta es una “imagen borrosa”, parcialmente conocida y parcialmente desconocida. La parte desconocida de la meta construye el inconsciente. (Obviamente por mucho es un inconsciente diferente del de Freud, el cual ponía énfasis en el pasado en lugar del futuro). A lo largo de la vida, la dirección general del esfuerzo permanece, pero un entendimiento de la meta puede cambiar. Mientras que una persona sana modifica la meta un neurótico puede tener tal finalismo ficticio inflexible que su comportamiento no adaptivo.
Pues la motivación fundamental del individuo es impulsada hacia el finalismo ficticio una persona no puede ser entendida sin conocer su única meta. Una vez que es entendida explica la consistencia de la lucha de la persona.
LA UNIDAD DE LA PERSONALIDAD
Adler (1937/1982b, 1932/1988b) puso énfasis en la unidad de la personalidad. Antes de separarse de Freud, explico esta unidad como el resultado de una “confluencia de impulsos”. Conforme su teoría evoluciono, abandono el modelo del impulso y describió la personalidad como sostenida por el finalismo ficticio y el estilo único de vida.
El énfasis de la unidad contrasta con la descripción de Freud sobre el conflicto dentro de la personalidad de acuerdo con Freud la unidad es la fachada creada por el mecanismo de defensa de la sobrecompensación; enmascara los conflictos profundos dentro de la personalidad.
De acuerdo con Freud, Adler no entendía la importancia de la represión y el inconsciente. Simplemente perdió el punto de la revolución psicoanalítica. De Adler rechazo la idea de un conflicto entre el consciente y el inconsciente como “una división artificial… que tiene su origen en el fanatismo psicoanalítico” (Adler, 1936/1964). Creyó en el consciente y el inconsciente trabajan juntos con más frecuencia de lo que están en conflictos.
ESTILO DE VIDA
Las metas de una persona se dirigen a un estilo de vida único. El estilo de vida empieza como un proceso compensatorio, intentando cubrir una inferioridad particular. Lleva a la consistencia la personalidad con forme a la persona compensa, incluso sobre compensa, esta inferioridad además de la meta, el estilo de vida incluye los conceptos individuales acerca del sí mismo y el mundo y su manera única de esforzarse hacia la meta personal. En ese mundo algunas personas adoptan estilos antisociales de vida, enseñando y buscando agresivamente su propia satisfacción; otros son cooperativos y trabajan arduamente.
PRIMEROS RECUERDOS El estilo de vida de una persona, de acuerdo con Adler, se establece a la edad de los cuatro o cinco años. En esto está de acuerdo con Freud acerca de la importancia de la experiencia temprana para determinar para la personalidad. Una clave para identificar el estilo de vida es el primer recuerdo de la persona, el cual, en promedio, data desde los tres años y medio (Mullen, 1994). Pocas personas pueden recordar eventos antes de los tres años y, para mucha gente, nada se recuerda hasta los seis o siete años de edad. Los primeros recuerdos con frecuencia son erróneos y los adultos parecen confusos sobre lo que verdaderamente recuerdan y lo que se les ha dicho acerca del pasado (Eacott y Crawley, 1998). Los eventos que ocurren muy temprano en la vida no se recuerdan años después, aun si los pudiera reportar unas pocas semanas después (como en un estudio sobre la alarma de incendios en la escuela primaria), presumiblemente debido a los cambios en el proceso cognoscitivo (Pillemer, Picariello y Pruett, 1994), o el auto concepto (Howe y Courage, 1993), o quizá debido a que el hipocampo, en el cerebro, no ha madurado lo suficiente como para permitir que se desarrollen los recuerdos permanentes (Nadel y Zola-Morgan, 1984). Los investigadores pueden evaluar la memoria al observar si un niño interactúa con objeto es experimentado de manera diferente, habiendo interactuado con ellos en el pasado, que cuando el objeto es experimentado por primera vez. Si el comportamiento ha cambiado, por ejemplo  al hacer movimiento hacia una parte  del objeto de juego que en el pasado produjo eventos interesantes cuando se le manipulaba, existe recuerdo. Empleando este método, los investigadores  informan que, aun a la edad  de uno o dos años, los niños, recuerdan los eventos  en sus vidas  durante semanas o incluso  meses. Este recuerdo, sin embargo, no está en la forma en que un niño mayor y los adultos puedan manejar historias narrativas expresadas en palabras, de manera que no es por lo general accesible a que el adulto lo recuerde (Bauer 1996). Conforme los investigadores desarrollan un mejor entendimiento de los sistemas de la memoria, expandiendo lo que ya conocían acerca de la distinción de la memoria de los eventos (memoria episódica) y la memoria que está estrechamente ligada al lenguaje (memoria semántica), vemos que los recuerdos de la niñez son selectivos (Wheelr, Stuss y Tulving, 1995).
El primer recuerdo permanece ya que la persona lo ha pensado a lo largo de los años y captura lo que ha sido objetivamente importante para ella. La clave para la importancia de este primer recuerdo no son los hechos objetivos recordados, si no la importancia psicológica de la memoria temprana del individuo. Los investigadores sugieren que los primeros recuerdos están influidos por hablar con los adultos acerca de los eventos. Esto ocurre más a menudo con los primogénitos que con las niñas, lo que hace que sus primeros recuerdos se den más temprano (Mullen, 1994). Mary Mullen también forma que los caucásicos reportan en promedio más recuerdos tempranos que los asiáticos, interpretando esta diferencia como el resultado de un mayor énfasis en la individualidad de la cultura occidental que en la de la asiática. La investigación apoya esta diferencia cultural más directamente al pedirles a los niños y niñas de cuatro y seis años de China, Corea y Estados Unidos. En comparación con los países asiáticos los niños Estadounidenses se mencionan a sí mismo y a sus sentimientos con más frecuencia en estos recuerdos (Han, Leichatman y Wang, 1998).
Adler considero los informes de los eventos tempranos increíbles, tales como los recuerdos de sus nacimientos y cuidado materno en la infancia temprana, como sospechosos pero psicológicamente reveladores. Adler mismo reporto un evento temprano erróneo. Recordó que cuando era niño corría a través del cementerio para superar su miedo a la muerte. El recuerdo debe haber sido impreciso, pues no había un cementerio en el lugar que el describe.
Sin embargo, el recuerdo falso es una pista importante para los esfuerzos propios de Adler por superar la muerte (Bruhn, 1992).
Adler dijo que los “recuerdos presentan la historia de mi vida. De una persona; una historia que se repite a sí misma para advertirle o confortarle, para mantenerle centrada en su meta y para prepararla mediante las experiencias pasadas, de manera que se encuentre en el futuro con un estilo de acción ya probado”. Los recuerdos son la clave de un estilo de vida. Los recuerdos de los accidentes pueden sugerir un estilo de vida basado en evitar el peligro. Los recuerdos de nuestra madre pueden sugerir temas que tienen que ver con su cuidado con la carencia de este. Los recuerdos del primer día de clases pueden sugerir “la gran impresión producida por las nuevas situaciones” Adler dijo que siempre incluiría preguntas de los primeros de recuerdos en su análisis de personalidad. La gente está dispuesta a informarnos ya que no se da cuenta de cuanto le revelan a un psicólogo. Cualquier recuerdo temprano a un si no son los primeros recuerdos son pistas valiosas del estilo único de vida de una persona.
Los recuerdos tempranos son constantemente evaluados en la terapia adleriana y son útiles con los pacientes de todas las edades, incluyendo los ancianos (Sweeny y Miers, 1986). Arnold Bruhn (1992) desarrollo métodos para interpretar los recuerdos tempranos estableciendo brevemente la estructura esencial del recuerdo; por tanto restableciendo los recuerdos particulares de una forma general para resaltar su significado para nuestra vida actual. Por ejemplo, un ejemplo de huir de sus compañeros de juegos después de caer en algunos de los juegos del parque es declarado de manera más general; “cuando encuentro dificultades con la tarea de logros me retiro”. Los pacientes psiquiátricos (todos hombres) que habían cometido crímenes reportaron más recuerdos tempranos de abusos y agresión que los pacientes psiquiátricos no peligrosos. Los que recordaron un abuso psicológico temprano eran 14 más proclives a estar en un grupo peligroso en un grupo no peligroso.
Los recuerdos temprano están significativamente relacionados con el interés vocacional y la elección vocacional.
ESTILOS DE VIDAS ERRADAS Y SANAS El estilo de vida de una persona es único. A Adler no le gustaba la práctica de presentar tipologías ya que ignoraban la singularidad de cada individuo. Para propósitos de la enseñanza, sin embargo describió cuatro tipos diferentes (Adler, 1935/1982) incluidos tres estilos de vida “errados” (o enfermos) y uno que era el recomendado. Su intento no fue de clasificar a la gente si no hacer más fácil la comprensión de este concepto; por tanto deberíamos darnos cuenta de que estas categorías son solamente en ocasiones burdas de los muchos estilos de vida que la gente adopta.
Estilo de vida errado No todos los estilos de vida son igualmente deseables. A veces, temprano en la vida, la gente desarrolla estrategias para mejorar sus situaciones que son, en el largo plazo, adaptativamente malas. Por ejemplo, un niño puede volverse sobre dependiente de sus padres o súper rebelde. Adler se refirió a estos como “estilos de vida errados”. Hizo una lista de varios tipos a los que examinaremos aquí.


TIPO GOBERNANTE
 Los tipos gobernante buscan dominar a los demás. Pueden confrontar activamente los problemas de la vida de una manera egoísta, volverse a “delincuentes, tiranos, sádicos”. Describió por ejemplo, a una niña de la escuela que actuó sarcásticamente y de manera arrogante hacia sus compañeros, buscando satisfacción en ello, ya que era incapaz de hacer su tarea, o si son menores activos, los tipos gobernante pueden atacar a otros de manera indirecta, como el suicidio, la adicción a las drogas o al alcoholismo de acuerdo con Adler. No toda la gente de este tipo es despreciable. Algunos con talento y arduo trabajo, tienen grandes trabajos, pero son vacíos súper comparativos. Pueden expresar su sentido de la superioridad sobre los demás al hacerlo menos, una tendencia a la que Adler llamo el complejo despreciativo.
TIPO DE QUIEN CONSIGUE
Los tipos de quien consigue se apoya en los demás, son dependientes. Adoptan como una actitud pasiva en lugar de activa hacia la vida y pueden volverse depresivos. Adler dijo que las mujeres y los niños consentidos están sujetos a presiones ambientales que alientan este estilo neurótico, pero es siempre la opción del individuo, en lugar de las circunstancias externas, lo que determina el estilo de vida.
TIPO EVASIVO
Los tipos evasivos no tratan de mejorar los problemas, por tanto evitan la posibilidad de la derrota. La agorafobia, un temor irracional que confina a la gente en sus casas, es una forma de este estilo mal adaptado de vida. Los tipos evasivos tienen a estar aislados y pueden presentarles a los demás como fríos. Esta apariencia externa esconde una fundamental, pero frágil creencia de superioridad. Todas las clases grupos religiosos o naciones pueden adoptar este estilo, lo cual obstaculiza el progreso de civilización.

EL ESTILO SANO DE VIDA: EL TIPO SOCIALMENTE ÚTIL
Si el estilo de vida es adaptivo Adler se refirió al como el tipo socialmente útil para ser caracterizado así una persona debe actuar de formas benéficas para los demás. Esto no necesariamente implica productividad económica o actos considerados por lo general altruistas. Adler incluyo a los artistas y poetas como gente que “sirve a una función social más que a nadie. Nos ha enseñado como ver, como pensar y como sentir”.
Esta gente tiene un sentido bien desarrollado “interés social”. Además tiene un sentido de control interno una actitud que es especialmente importante en las teorías del aprendizaje social cognoscitivo de Michel y Bandura. La investigación longitudinal confirma el pronóstico de Adler del estilo de vida es consistente desde la niñez hasta la adultez (Pulkkinen, 1992). La identificación de estilo de vida en la niñez es particularmente importante debido a que la intervención puede prevenir patrones no deseables de resistirse al cambio.
EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD
Aunque Adler dijo que cada persona era completamente responsables por sus propias decisiones en la vida, reconoció que las circunstancias pusieran inclinar a la gente hacia estilos de vida deseables o indeseables. Fue crítico de los roles sexuales restrictivos (especialmente para las mujeres), de las orientaciones beligerantes en el gobierno y de la pobreza y las condiciones adversas de vida. Estos factores sociales impiden el desarrollo de un estilo de vida psicológicamente sano. Debido a que el estilo de vida se desarrolla tempranamente, la familia es una influencia particularmente importante. Adler, como Freud, describió las relaciones con los padres. Además, considero el impacto de los hermanos en el desarrollo de la personalidad.



CONDUCTA DE LOS PADRES
El niño empieza la vida en un estado desvalido. Los padres pueden ayudar u obstaculizar el desarrollo de un estilo de vida sano para compensar por este fundamentalmente sentimiento de menos, pueden ayudar a prevenir la neurosis al proteger al niño de las tareas muy difíciles de cumplir de manera exitosa y al asegurarse de que las tareas apropiadas estén disponibles. Los padres comenten errores si tratan de hacer que sus niños sean siempre superiores a los demás, mas símbolos de valor de los padres que del de los individuos por derecho propio.
La madre, en particular, influye en el desarrollo del sentimiento social, la actitud cooperativa que distingue de los estilos de vida sanos de los enfermos. El padre, tradicionalmente la autoridad en la familia, enseña al niño sobre el poder y su expresión egoísta o socialmente responsable. (Adler, como Freud, desarrollo su teoría en el contexto de la familia nuclear tradicional de dos padres.) Sin embargo, la madre por lo regular pasa más tiempo con los niños y la investigación sugiere que el comportamiento maternal está más estrechamente unido con el comportamiento agresivo y problemático de los niños (Rothbaum y Weisz, 1994).
EL NIÑO CONSENTIDO
Algunos de los puntos más críticos de Adler fueron dirigidos hacia el consentir de los padres. Los niños que son más tratados con indulgencia en demasía llegan a esperar que los demás abastezcan sus necesidades. Sin, en una palabras niños mal criados. Por último, debido a que el mundo real es mucho menos indulgente de lo que ellos llegan a demandar, no serán amados. Adler critico la teoría freudiana como la construcción de un niño consentido.
Consejo para criar niños sanos, derivado del enfoque de Adler
·         Aliente al niño, en lugar de solo castigarlo
·         Sea firme, pero no dominante.
·         Muestre respeto por el niño
·         Mantenga la rutina
·         Ponga énfasis en la cooperación
·         No le preste demasiada atención al niño
·         No se involucre en luchas de poder con el niño
·         Muestre acciones, no solo palabras
·         No ofrezca excesiva simpatía
·         Sea constante
EL NIÑO DESCUIDADO
El Descuido de los padres también contribuye a un desarrollo desadaptado. Los niños que han sido descuidados, incluidos los huérfanos, los no deseados y los ilegítimos, probablemente creerán que los demás no los apoyan. Las tareas de la vida parecen abrumadoramente difíciles.
Extrañamente, el descuido de los padres puede llevar a un niño a adoptar un estilo de vida de niño consentido. Es el deseo de ser consentido, la meta ficticia de ser cuidado, en lugar del hecho de ser consentido, lo que caracteriza el estilo de vida consentido.
Por tanto los niños descuidados, como también los niños con quienes se ha sido sobreindulgente, pueden convertirse en sumamente dependiente de los demás por el reconocimiento y el nutrimiento.
PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO PARA PADRES
Entrenar a los padres para que sean más efectivos puede prevenir y ayudar a solucionar problemas que podrían aparecer en la escuela y en otros lados. Un estudio informa, por ejemplo, que agregar un componente de entrenamiento de padres al programa Head Start (Programa estadounidense para los niños con desventajas de edad preescolar) trajo mejores resultados. Conforme los padres aprendieron a ser más positivos y menos críticos y castigadores, los niños se volvieron más felices y se comportaron de una manera más cooperativa. Se han desarrollado muchos programas de entrenamiento para padres basados en los principios adlerianos. Una gran meta de estos programas es enseñar a los padres a entender las razones del mal comportamiento de sus niños de maneras que puedan influir de una manera más efectiva. Dreikurs (1950) identifico cuatro metas del comportamiento de los niños: “obtención de atención, lucha por el poder o superioridad, deseo de venganza o quedar iguales, y mostrar una inadecuación o inhabilidad asumida”. Sobre todo aunque no haya sido evaluado tan completamente como se pudiera esperar, la evidencia sugiere que a los padres pueden enseñarles formas más efectivas de ser padres con base en los conceptos adlerianos.
CONSTELACIÓN FAMILIAR
Las interacciones entre las hermanas y los hermanos en la niñez han sido influencias importantes en el desarrollo de la personalidad. Puesto que otros psicoanalistas han puesto énfasis en las interacciones padre-hijo, y de manera no tan frecuente han considerado las relaciones de hermanos (por ejemplo, Agger, 1998), este énfasis en la constelación familiar (el número, la edad y el sexo de los hermanos) fue una contribución importante y distintiva de Adler. En una tradición de investigación completamente diferente, los que han estudiado el impacto de la genética en la personalidad han observado un curioso hallazgo: los niños que crecen en la misma familia tienden a ser más diferentes el uno del otro que lo que esperaríamos con la pura genética, como si sus interacciones, o quizás su deseo de presentarse  a sí mismos como únicos para los demás que conocen a sus hermanos, hicieran que pusieran énfasis en sus diferencia (Mc-Cartney, Harris y Bernieri, 1990).
Frank Sulloway (1996) teoriza que los niños diferentes en la misma familia desarrollan personalidades divergentes ya que cada niño se esfuerza por competir por la atención de los padres y debe de hallar una manera única de hacerlo. Adler no predijo este hallazgo; sin embargo, llamo la atención sobre el papel de la relación de los hermanos en el modelo de personalidad.


PRIMOGÉNITO
El primogénito empieza la vida con toda la atención de los padres y este niño es con frecuencia consentido o malcriado. Luego, cuando los otros niños llegan, el mayor debe compartir la atención de los padres con el nuevo bebe. Solamente el niño mayor tiene toda la atención de los padres, de manera que solamente el primogénito siente profundamente la pérdida del amor de los padres, especialmente el materno. Adler (1936/1964) describió al niño mayor como “destronado” por la llegada de los niños posteriores y noto, con algo de burla hacia su ex colega, que aun Freud adopto su frase.
Para compensar por tener que compartir la madre con el nuevo bebe, el niño mayor puede volverse hacia su padre. O él o ella pueden tomar de alguna manera el “rol paternal”, papel protector (y, no incidentalmente, poderoso) en la relación con los hermanos menores. Los niños mayores pueden añorar el pasado (por ejemplo, el tiempo antes de la competencia) y tienden a sobrevalorar la autoridad y a mantener valores conservadores. Con frecuencia, de acuerdo con Adler, los niños más grandes no resuelven bien el destronamiento. Es probable que se vuelvan “niños problema, neurótico, criminales, bebedores y pervertidos”. La mayoría de los niños problema, sostiene son primogénitos.
EL NIÑO NACIDO EN SEGUNDO TÉRMINO
El segundo hijo viendo la ventaja que el hermano mayor tiene en la vida, puede sentir envidia, experimentar “una nota dominante de ser desestimado, descuidado).
Esto con frecuencia lo hace ser rebelde, incluso revolucionario. Esta experiencia presenta un reto que puede usualmente ser un resultado exitoso.
El hermano mayor sirve como el “marcador del paso”, analogía de Adler con una carrera. Por tanto, el segundo hijo es estimulado a un mayor logro. Observando el paso establecido por el hijo mayor, el segundo hijo no gasta su energía tratando un paso imposible. (En contraste, el primogénito puede cansarse al tratar arduamente, como un corredor de largas distancias sin un marcador de paso.) A diferencia del niño mayor, el segundo hijo siempre tiene que compartir el amor de los padres y por lo tanto es improbable que sea malcriado. Adler considero al segundo hijo como el que tiene la disposición más favorable.
Mientras que la explicación de Adler de esta ventaja puso énfasis en la motivación y la comparación, las ventajas también surgen del aprendizaje. Los niños tienen hermanos y hermanas mayores comprenden la idea de una “falsa creencia” a una edad más temprana de lo que lo hacen los primogénitos. Ya sea que desee interpretar esto como el beneficio educacional de jugar “finjamos que” con alguien algo mayor, o una lección auto protectora aprendida tempranamente para protegerse en contra del fastidio del niño mayor, es una cuestión que usted pueda desear discutir con sus hermanos, si es que tiene alguno.  
EL HIJO MENOR
A menudo el hijo menor dijo Adler (1921/1927) se vuelve un niño problema. Este niño como él bebe de la familia, es más probable que crezca en una atmosfera más cálida que de la de los niños mayores. Esto implica el riesgo de ser consentido y, como niño malcriado, carecer del incentivo para desarrollar la independencia, con demasiados “marcadores del paso”, el niño menor puede competir en muchas direcciones, dirigiéndose a una difusión y a un sentido de inferioridad. Es posible alcanzar el éxito, si encuentra un área de esfuerzo que no haya sido reclamada por otros miembros de la familia. Esto es menos verdadero en las niñas, quienes tienen (al momento del ensayo de Adler) menos oportunidades disponibles. Sulloway (1996) tienen la hipótesis de que los científicos que no son primogénitos están pre dispuestos a la rebelión, lideran las revoluciones en contra de los establecidos, como dos científicos que no fueron primogénitos: Copérnico, quien en contra de todo el mundo, sostuvo que la tierra giraba alrededor del sol, y Darwin, quien firmemente desafío la idea de que los humanos estaban totalmente separados de los humanos.

HIJO ÚNICO
El hijo único nunca compite con los hermanos por la atención. Es probable que este niño sea consentido y ligado excesivamente a la madre, quien es con frecuencia sobreprotectora, de manera que el niño desarrolla el “complejo de madre” (“mamitis”). La atención constante de los padres da al niño único un sentido irreal de valor personal.
OTROS ASPECTOS DEL AMBIENTE FAMILIAR
Además del lugar entre los hermanos, muchos aspectos particulares del ambiente pueden modificar estos resultados. Los niños cuyos talentos son diferentes de los de sus hermanos, están en una situación muy diferente que los que compiten directamente. El espacio entre los niños es significativo si pasan muchos años entre el nacimiento de varios niños, tendrán todos algunas características de un niño único. El número de niños y niñas también influye en el fomento de la masculinidad o la feminidad en cada niño.
INVESTIGACIÓN SOBRE EL ORDEN AL NACER
La investigación sobre el orden al nacer y a la personalidad a mostrado alguna relación pero no siempre en la dirección hipotética de Adler y los efectos son débiles e inconsistentes (Jefferson Herbst y Mccrac, 1998)de acuerdo con pronóstico de Adler los segundos niños pueden marcar el paso de manera más real; un estudio lo encontró menos susceptibles de cansarse al aprender que los primogénitos (Freud, Cristiensen y England 1994). Sin embargo, la investigación por lo general no apoya el argumento de Adler, que el segundo hijo consigue muchos logros; los primogénitos por lo general logran más (Freud, 1976 Goertzel 1978; Schachter, 1963) son los más inteligentes (Sulloway 1996) están muy presentados entre los líderes políticos mundiales (Hudson 1990) sin embargo este logro no es enteramente sano. Los primogénitos son con consecuencia personal de tipo a (presionados por el tiempo, predispuestos por enfermedades coronarias) (Iván Cebich, Mattenson y Ganbler, 1987). Se reporta que los primogénitos son altamente narcisistas (auto aursorcion), lo que es consistente con la descripción negativa de Adler hace de ellos los hombres primogénitos experimentan una mayor ansiedad que los niños subsecuentes o las mujeres. Una revisión de muchos estudios muestras que solo los niños como los primogénitos consiguen por lo regular altos logros y con más ventajas en diversas características de la personalidad, incluyendo el “locus de control, autonomía, liderazgo y madurez”. Además, en estudios occidentales son comparables con otras posiciones de los hermanos en ajuste y sociabilidad en China, sin embargo, los hijos únicos tienen características sociales indeseables, incluidos la dependía y egocentrismo, debido quizás a la indulgencias excesivas de los padres. Esta diferencia cultural se origina, presumiblemente, desde la política del gobierno de chino de un solo niño. Las familias son fuertemente alentadas, al limitar su tamaño a un hijo debido al temor de que la sobrepoblación llevara al hambre y a otros problemas sociales. Sin embargo, las familias quieren tener más niños, cuando tienen solo un niño, los padres tienden a ser indulgentes en lugar de disciplinar a estos niños preciado, en contraste la cultura en la cual Adler desarrollo su teoría era una en donde las familias eran por lo general grandes y no existía el control natal. Si acaso, los niños siguientes podrían estar dolidos en lugar de enorgullecerse debido a la creciente carga, debido a la creciente carga financiera que colocó en la familia, se sentirían menos amados que el primero, el segundo hijo. Obviamente, existe una gran variedad de estas reacciones parentales dentro de cualquier cultura.
Alguna evidencia sugiere que los varones no primogénitos tienen mayor bienestar psicológico que los varones en otras posiciones, lo cual es consistente con la descripción de Adler del niño consentido. Aunque la diferencia es pequeña, los niños que nacen después tienden a ser calificados por sus compañeros como más extrovertidos que sus hermanos mayores; son más confiables e innovadores. En un estudio de los primeros recuerdos, los niños que nacen después eran más proclives que los primogénitos a incluir a los miembros de su familia en sus recuerdos, mientras que los primogénitos eran más proclives a recordar a la gente fuera de la familia y recordar eventos traumáticos tales como heridas; en otros aspectos los recuerdos eran similares.
Las relaciones con los hermanos parecen influir en el desarrollo de la personalidad. Por ejemplo, los niños de los populares jardines de infantes probablemente tengan relaciones positivas con sus hermanos. Sin embargo los efectos del orden de nacimiento no necesariamente reflejan la influencia de los hermanos. Los padres también tienen diferentes relaciones con cada niño, y por lo general están más ansiosos y son más exigentes con los primogénitos que con otros niños. Aunque Adler describió los efectos del orden del nacimiento de manera clara, su teoría pone énfasis en las condiciones generales no determinan los resultados. Por último, los individuos crean sus propios estudios de vida.
SALUD PSICOLÓGICA
La descripción de Adler de la salud psicológica fue expresada en términos más sociales, menos individuales que el modelo intrapsíquico de Freud. Puso énfasis en el tener relaciones sanas con las demás personas, no simplemente con la libido de uno.
 INTERES SOCIAL
Los humanos son inherentemente sociales. Un sentido de comunidad es esencial para la supervivencia humana. Adler consideraba que el individuo estaba “embebido socialmente”. Mientras más interés social tenga la persona, mas serán canalizados sus esfuerzos a tareas sociales compartidas, en lugar de a metas egoístas, y más saludable será psicológicamente la persona. Este concepto del interés social ayuda a corregir el excesivo énfasis en el individualismo de la cultura occidental.
En alemán Adler empleó el término Gemeinschaftsgefübl, el cual ha sido traducido como “interés social”, “sentimiento social”, “sentimiento comunitario”, etc. Quizá “sentimiento de la comunidad” es la mejor descripción para el interés social. No debería ser confundido con extroversión. Tampoco es simplemente la necesidad de afecto, aunque Adler utilizo ese concepto anteriormente en el desarrollo de su teoría. El interés social es el potencial innato para vivir en cooperación con otras personas. Permite a la persona valorar el bien común por encima del bienestar personal. No es una cuestión de sacrificarse uno por el otro. Las conexiones sociales con los demás y el desarrollo individual se engrandecen mutuamente. Aunque el interés social es un potencial innato, debe nutrírsele. En la vida temprana, la madre sirve como el “primer puente a la vida social” al ser de confianza y amorosa, pero no posesiva, y al nutrir las interacciones cooperativas con los demás. Como una experiencia sentida, el interés social ha sido descrito como una condición subjetiva distinta tan real como  el enojo y el dolor.
Podemos comparar el interés social Adleriano con la empatía, definida como el interés por la experiencia de la otra persona. Los individuos empáticos responden emocionalmente, compartiendo las alegrías y las penas de los demás. También están interesados en forma cognoscitiva, tratando de imaginar las situaciones desde la perspectiva de los demás. De acuerdo con Carolyn Zahn-Warlex y Marian Radke-Yarrow (1990), la empatía se encuentra en los niños desde los primeros días después del nacimiento. Estas observaciones contrastan con la creencia común de que los niños son egocéntricos pero conscientes con el enfoque de Adler del Interés social como un potencial innato. La investigación también confirma las advertencias de Adler de que el interés social debe ser alimentado. La empatía declina con las condiciones adversas, incluyendo padres que están deprimidos o en conflicto el uno con el otro o que maltratan al niño. Proporciona la base del desarrollo moral, de acuerdo de acuerdo ­con la teoría propuesta por Martin Hoffman (1975). El interés social puede incluso contribuir a la espiritualidad, al alentar una  actitud amorosa hacia toda la vida (Erikson 1992). Si el interés social, la vida parece carecer de un propósito y el sí mismo se siente vacío.
 El interés social es un concepto nuclear para Adler, quien dice que todas las neurosis se originan a partir de un sentimiento social inadecuado. Una carencia extrema de sentimiento social ocurre en la esquizofrenia, de acuerdo con Adler; los esquizofrénicos están muy bajos en empatía, como pudiera   esperarse. Los criminales, también, carecen de interés social, aunque la teoría de Baumeisteres considerablemente más amplia. Algunos estudios señalan que las mujeres tienen un interés social más alto que los hombres. Esto es consistente con los reportes de una alta tasa de empatía en las mujeres, evidenciada alrededor de los dos primeros años de vida.
Los grupos como también los individuos, pueden describirse por el interés social o su carencia. La carencia del interés social lleva a los “grupos y naciones hacia el abismo de la autoexterminacion”. Las sociedades impiden el desarrollo del interés social a través de la glorificación de la guerra, la pena de muerte, el castigo corporal y el abuso, y el fracaso de proporcionar las condiciones humanas para todas las clases y categorías de gente. Las instituciones socialmente sanas, incluidas las religiosas, “enseñan a amar al prójimo”, por lo tanto promueven el interés social. El concepto de Adler sobre el interés social ha sido comparado con la enseñanza de varias tradiciones religiosas, incluidos cristianismo, judaísmo y budismo.
Adler evaluó el interés social atravesó de la entrevista y la historia. Desde entonces los investigadores han desarrollado varias escalas de autoreporte para medir el interés social. Las más comúnmente empleadas son la escala de interés social y el índice de interés social.
Aunque no todas las mediciones de interés social producen los mismos resultados, varios estudios producen las predicciones teóricas. La gente que califica alto en el interés social califica bajo en narcisismo, bajo en alineación  y bajo en las escalas MMPI que indican desajuste. Califica alto en las escalas de afiliación, nutrimiento y agresión de la forma de investigación personalizada, y en la escala de inventarios de estilos de vida pensada para estar asociadas con la autorrealización. Los estudiantes altos en interés social tienen actitudes hacia el amor que ponen énfasis en la compañía (“almacén”) y rechazan el juego egocéntrico (“ludus”). Algunos reportes indican que las medidas de interés social se correlaciona con la conducta prosocial: ser voluntario en las agencias legales de defensa (pero no en otras clases) y tener más amigos.
Los que califican alto también están más satisfechos con sus trabajos, sugiriendo que saben manejar la tarea de la vida mejor que aquellos bajos en el interés social. Son también más sanos. Tal vez puedan resistir los efectos de las experiencias negativas de la vida y las molestias de la salud. En un estudio correlacionado, sin embargo, también es posible que la casualidad sea revertida, esto es, que la salud lleve al interés social.
En resumen los investigadores en el área del interés social están convencidos de que este constructo es útil y que la conceptualización de Adler es firme, aunque tienen algunas preguntas sin resolver acerca de su medición.
LAS TRES TAREAS DE LA VIDA
La vida en la sociedad requiere de cooperación, y, por tanto, de interés social. Esto ya se ve cuando se consideran las tres áreas de la vida: amor e interacción social. El éxito en todas esas tres áreas es una evidencia de salud mental.
TRABAJO
El trabajo se refiere a tener una ocupación, ganando el sustento mediante un trabajo socialmente útil. La división del trabajo es un medio para organizar la cooperación entre la gente al proporcionar las necesidades y deseos de todo el mundo. Cualquier ocupación que contribuya a la  comunidad es deseable. Cuando los niños describen sus aspiraciones ocupacionales, proporcionan introspección sobre su estilo de vida. Las aspiraciones ocupacionales pueden cambiar conforme el niño aprende más cerca de la realidad. Esto dice Adler, es un signo sano. Los criminales fracasan en la tarea del trabajo (como también en las otras dos tareas) y este fracaso puede ser observado con regularidad desde muy temprano en las historias de su vida.
AMOR
La tarea del amor se refiere a las relaciones sexuales y al matrimonio entre hombres y mujeres, incluyendo la decisión de tener hijos. Adler recomendó la monogamia como la mejor solución para la tarea del amor y objetó las relaciones premaritales, diciendo que las apartan de “la devoción intima del amor y del matrimonio”. Alguien que fracasa en el amor con dos personas a la vez, al hacerlo está evitando la tarea del amor completo. En la actualidad, los enfoques menos tradicionales acerca de la tarea del amor pueden ser cumplidos tanto en las relaciones homosexuales como en las heterosexuales.
Adler pensó que muchas disfunciones sexuales y perversiones, incluso desinterés en la pareja de uno, se originan por la carencia de interés social en lugar de las causas puramente físicas. La igualdad entre los hombres y las mujeres es esencial para el éxito en la tarea del amor, de acuerdo con Adler. El amor exitoso afirma el valor de la pareja. En otros aspectos, sus actitudes perecen menos modernas. Aunque sugirió que el control natal y el abordo deberían ser una decisión de la mujer, Adler criticó la decisión de algunas mujeres de no tener hijos. Es interesante especular como hubiera resuelto el este tema ahora, al inicio del nuevo milenio en un planeta sobrepoblado. ¿Existe un conflicto entre su recomendación de la paternidad como la norma de un individuo sano y la necesidad de la humanidad de mantener habitable el planeta?
INTERACCION SOCIAL
La tarea de la interacción social se refiere a “los problemas de la vida comunal”, esto es, las relaciones sociales con los demás, incluidas la amistad. A diferencia de las dos tareas anteriores, la interacción social no es una que Freud hubiera señalado cuando describió a una persona sana como alguien que puede “amar y trabajar”. Las personas desempeñan mejor esta tarea de la vida si su interés social es elevado. Todas las relaciones sociales deberían estar basadas en un fuerte sentido de interés social, lo cual previene una actitud narcisista, autocentrada.
Esas tres tareas están interrelacionadas. Ninguna puede ser resuelta en el aislamiento. Ninguna puede ser resuelta adecuadamente a menos que exista un suficiente interés social. Si existe una cuarta tarea de la vida, Adler sugiere, esta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada